Cuando la voluntad y deseos de servir se conjugan en una sola persona

Laurita López, una voluntaria que va más allá de una labor asignada

Su familia es el mejor equipo al preparar un evento, aunque reconoce y agradece la gran colaboración de sus compañeros

Conversar con Laurita López es como navegar en un mundo de opciones e ideas que parecieran dificil de engranar si no supieramos con quien estamos hablando. Y es que su optimismo y percepción de su trabajo como voluntaria no tiene peros ni límites.
Hace 25 años, luego de que recibiera la invitación de una ejecutiva de Coral Springs para ayudar en la celebración del 5 de Mayo que festeja la Batalla de Puebla en Mexico, Laurita se encargó del entretenimiento, y así se integró al Comité Multicultural de la ciudad. “Me encanta este grupo porque me da la oportunidad de conocer personas de otras culturas y tradiciones.” Cabe mencionar que el comité aun se mantiene vigente y organiza eventos emblemáticos de la ciudad como International Dinner Dance y Worldfest, por nombrar algunos.
Igualmente formó parte del Club WOSO, grupo de mujeres de origen hispano cuyo propósito era recoger fondos para otorgar becas a estudiantes latinos. Participó en el coro de la Iglesia Católica de St. Andrew y el de bienvenida con el cual organizaron el primer festival latino.
¿Pero, cuál es la dinámica que Laurita implementa para organizar la tarea designada?
Tan pronto me informan sobre el evento, lo primero que hago es comunicarle a mi familia y nos involucramos en nuestra tarea haciendo nuestros contactos con grupos musicales, de baile, buscando las decoraciones, y todo lo necesario que envuelve este tipo de actividad.
Laurita López, de origen mexicano, ha recibido premios de reconocimiento por su trabajo de voluntaria, entre los que se destacan el Lynne Johnson por la ciudad de Coral Springs, entre otros tantos.
¿Qué le recomendaria a las personas que desean prestar sus servicios como voluntarios?
Que busquen lo que más les guste para que puedan dar lo mejor de ellos mismos. La plaza para voluntarios en este país es enorme, solo hay que explorarla. Es importante que estén informados de lo que su comunidad necesita, y de esa forma participar y ayudar.
Laurita ya lleva 41 años en este país y vino siguiendo a sus hermanas quienes ya vivian en New York, Texas, y la Florida.
“Siempre he sentido que tengo el apoyo necesario para preparar junto a mi familia y compañeros un buen evento,” aseguró

Laurita1.png
Laurita junto a su esposo, hijos y nietos, recibiendo el premio Lynne Johnson por su sobresaliente voluntariado
premio laurita1.png
premio laurita.png
Laurita4.png
Laurita3.png
Laurita2.png