Desde mi Ventana

por Mercedes Moresco

Algunos de los alumnos que teníamos nos siguieron en clases virtuales, pero muchos otros, un poco escépticos y desconfiados de la calidad de la enseñanza en línea, interrumpieron su formación.

Diálogos en VIVO

Desde que comenzó la pandemia mi trabajo como profesora de español dio un vuelco. Pasé de enseñar en una escuela a hacerlo desde mi propia casa, en un cuarto que fui convirtiendo en aula, y  a través de una pantalla. 
Algunos de los alumnos que teníamos nos siguieron en clases virtuales, pero muchos otros, un poco escépticos y desconfiados de la calidad de la enseñanza en línea, interrumpieron su formación y no asistieron más a clases. 
Al mismo tiempo, alumnos nuevos  se acercaron desde una distancia que antes era insalvable. Estudiantes de Seattle, Texas, Virginia, acceden ahora a nuestro programa y aprenden en nuestras aulas virtuales. 
¿Pero cómo llegar, ahora que es posible, a sitios donde no nos conocen ni saben quiénes somos? ¿Cómo convencer a una mamá o a un papá de un niño pequeño que somos una buena opción para aprender español?
Buscando generar cierta cercanía y confianza con quienes quieren conocernos más, pensé en abrir un espacio de diálogo con nuestros seguidores de redes sociales y debuté con un primer vivo en Instagram. Resultó todo muy bien, y me entusiasmé con esta iniciativa como una posibilidad de reunirme con otras personas y pensar juntos sobre un tema que nos compete y nos preocupa: la educación de los hijos en esta nueva circunstancia que nos toca vivir.
Así, he invitado a maestros, psicólogos y psicoanalistas, con quienes converso espontáneamente algunas cuestiones relacionadas con el tema del vivo, al tiempo que vamos hablando con el público que nos acompaña, opina y pregunta también sus propias dudas.
En el primer vivo, Silvina Moreno, Directora de Nivel Inicial en Educando a América, nos ayudó a entender cómo aprenden una lengua los más pequeños, y qué herramientas pueden usar los padres desde la propia casa para contribuir a un aprendizaje más efectivo. 
Quince días después invité a Carola Moresco, psicóloga especializada en niños, con quien conversamos sobre la importancia del juego, y cómo es posible recuperar el deseo de jugar en un niño o un adulto que lo ha perdido.
El sábado pasado invitamos a Mechi Baudés, psicoanalista de larga trayectoria, y ahondamos sobre las dificultades que se nos presentan a los inmigrantes hispanos, padres de niños pequeños, cuando queremos que ellos mantengan el idioma español. En “Mi hijo no quiere hablar en español”  profundizamos sobre las causas que pueden llevar a los chicos a elegir otra lengua, distinta de la que hablan los padres.
Para noviembre tengo planeados dos temas controversiales: el sábado 7  vamos a conversar con la Licenciada Laura Lerer sobre el uso de juguetes bélicos en los niños, hasta dónde permitirlos o no y cómo se viven estas situaciones en las distintas culturas.
El sábado 21, en la misma línea de la violencia, hablaremos del bullying con Carola Moresco, quien tiene unas opiniones muy personales, y también controversiales, sobre este tema.
Lo bueno de estos vivos es que puedes verlos “en vivo” y participar activamente preguntando y opinando, pero también, si te los perdiste, puedes verlos cualquier otro día en nuestra cuenta de Instagram @educandoamerica.
Los invito entonces a conversar en este espacio nuevo y pensar juntos cómo enfrentar esta nueva realidad que tiene al mundo cabeza abajo.

Contáctenos: E-mail: enusanews@aol.com / Teléfono: 954-394-6230