top of page

Política

por Luis Miranda

La realidad es que el partido 
demócrata no es socialismo ni comunismo.

El año 2022 fue uno muy complicado en el campo político de Estados Unidos. Comenzó con los partidos en plena campaña electoral para el congreso en las llamadas elecciones de medio término que se habían caracterizado en el pasado por darle el triunfo al partido que está en la oposición. Según los medios de comunicación que se inclinan a favor de los republicanos como la cadena FOX, los medios de comunicación del sur de Florida y los voceros mismos del partido, aseguraron que iban a arrasar ganando ampliamente en lo que llamaban "la ola roja".
Afortunadamente para el país, los demócratas lograron ganar la mayoría en el Senado y solo por muy pocos votos no manejarán la cámara. Todo esto sucedió, a pesar de los malos augurios y la constante campaña de calumnias y falsas teorías conspirativas atacando al presidente Biden, además de las constantes encuestas amañadas sin mostrar los logros del presidente. Los electores no creyeron las mentiras de los extremistas, de los agentes de MAGA y de su mediocre líder.
Definitivamente, el resultado electoral constituyó un triunfo para el presidente Biden, lo que le ha permitido poner en práctica su vasta experiencia de décadas trabajando con el Congreso y ha logrado lo que ningún presidente demócrata o republicano había logrado en el pasado; poner de acuerdo a unas mayorías bipartidistas para adelantar importantes proyectos  y convertirlos en leyes que van a favorecer a los ciudadanos comunes que trabajan y luchan por mejorar cada día sus condiciones de vida.
De esta manera, las posibilidades políticas del presidente Joe Biden para presentarse a las próximas elecciones presidenciales en el 2024 se afianzan con el respaldo, incluso, de algunos que le criticaban antes de las elecciones de medio término del 8 de noviembre de 2022.
Entre los mayores logros de leyes fundamentales que significan un progreso general y político para todo el país, podemos enumerar principalmente las siguientes:
1) Promulgó la ley de Reducción de la Inflación.
2) Logró pasar la Primera legislación importante sobre el control de armas en décadas
3) Logró un crecimiento histórico del empleo
4) La más avanzada ley para el desempleo en la historia del país 
5) firmó la llamada CHIPS (Ley para impulsar la fabricación de semiconductores en USA) y la Ley de Ciencias convirtiéndolas en ley de la nación.
6) Nominó y confirmó a la primera juez afroamericana para la Corte Suprema de Justicia, la abogada  ketanji Brown Jackson
7) Fortaleció y amplió la alianza con la OTAN (Organización del tratado del Atlántico Norte) para proteger de invasiones a los países europeos.
8) Reunió a nuestros aliados en apoyo de Ucrania
9) Firmó la Ley PACT que amplia el cuidado de salud y beneficios para  los veteranos.
10) Emitió órdenes ejecutivas para salvaguardar el acceso a la atención de la salud reproductiva
11) Alcanzó récords de Registro de inscripción en la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio
12) Financiamiento histórico para HBCU Becas y mejoras a largo plazo en los campus de históricos colegios y universidades negras
13) Actualizo y firmó la ley de violencia contra la Mujer
14) Firmó como Ley de la nación, el Respeto al Matrimonio igualitario entre personas de géneros diferentes y de comunidades como la LGBTQ y el matrimonio interracial.
Anteriormente había logrado la Ley de Infraestructura que construye puentes y carreteras a lo largo y ancho del país, al tiempo que dará empleo a millones de trabajadores y contratistas. 
El presidente Joe Biden es definitivamente el hombre del año. A su edad con décadas de experiencia como senador, experto conocedor del Congreso y experimentado vicepresidente por 8 años ha logrado lo que ningún otro presidente en tiempos modernos.
Esperemos que los republicanos puedan recapacitar y regresar a la cordura porque han venido incitando a una Insurrección (como ya lo hicieron) contra las instituciones democráticas que han mantenido esta democracia por más de 2 siglos.
Han prometido seguir saboteando al presidente Biden, pero no tienen posibilidades reales.  De todas maneras, logran desviar la opinión pública de los temas importantes del país para seguir promoviendo sus mentiras y falsedades, aunque las derrotas electorales y juicios legales que afronta su expresidente los han dividido. El problema real del Partido Republicano es que no tiene una agenda orientada a resolver los problemas de esta nación. Su único objetivo es proteger los intereses de los grandes inversionistas y grandes corporaciones nacionales y multinacionales a las cuales solo les interesa aumentar sus ganancias a cualquier precio. 
Ellos no consideran los problemas de la pandemia, ni el calentamiento global, ni se preocupan por la protección del medio ambiente y menos les interesa la salud y las condiciones de vida de las clases medias y bajas.
La aplicación de todos estos logros del presidente Biden auguran un 2023 con una reducción de la inflación y de los precios de la gasolina y por consiguiente un ambiente social con una mejor convivencia y un mejoramiento general de la economía. Los grandes retos seguirán siendo la guerra rusa contra Ukrania y las falsedades que los congresistas de extrema derecha en la Cámara de Representante tratarán de imponer promoviendo la destrucción de las instituciones democráticas y atacando a los más importantes políticos del partido demócrata.
Los latinos no podemos seguir engañados por medios de comunicación y noticieros, especialmente en el sur de Florida, sobre todo en Miami que repiten consignas de extrema derecha. La realidad es que el partido demócrata no es socialismo ni comunismo.
El otro frente de batalla que explotan es la inmigración. Luego de la pandemia, la agricultura, las empresas empacadoras de alimentos, los transportes nacionales y muchas industrias están sufriendo de una escasez muy grande de personal, de manera que esas personas, que huyen de sus países y buscan refugio, desde que cruzan la frontera comienzan a consumir y a pagar impuestos. Ellos son necesarios para el buen funcionamiento de la economía a corto y largo plazo; lo que se requiere es un Congreso cuyos miembros se pongan por encima de sus propios intereses y privilegios, que piensen en las verdaderas necesidades del país y se decidan a formular y aprobar una Reforma Migratoria acorde con las necesidades verdaderas de un mundo globalizado y un país con la mayor diversidad étnica, social y cultural que debe convivir de manera civilizada y respetando las instituciones cívicas que caracterizan a una sociedad moderna, democrática y líder en el mundo actual en la tercera década del siglo XXI. 
Es hora de poner el país a tono con el progreso humano y tecnológico que se ha impuesto en todo el planeta con algunas excepciones, que nos comprometa con la decisión de construir un mundo mejor alcanzando nuevos niveles de producción en medio de un contrato social de respeto a la diversidad sin xenofobia ni racismo.

FELIZ AÑO 2023 a todos nuestros lectores deseándoles paz, prosperidad y respeto por nuestras instituciones democráticas.

bottom of page