Mujer Nueva

Por Noris Capin

Ya que has hecho del Señor tu refugio, del Altísimo tu lugar de protección, no te sobrevendrá ningún mal ni la enfermedad llegará a tu casa.
Salmo 91: 9-10

Enemigo Invisible

Estamos viviendo uno de los peores tiempos que ha vivido la humanidad: tiempos de miedo, tiempos de incertidumbre y desajustes.  Hemos llegado a la cúspide de todo lo nunca imaginado con la situación desaforada de la enfermedad COVID19. No creo que jamás hayamos vivido una terrible experiencia como esta sin pensar, que un virus, invisible como ya sabemos que es, tenga la potestad y poder de desviar al mundo entero de sus costumbres y especialmente de su tranquilidad emocional y física. El cambio ha sido radical y certero.  Estos son tiempos inciertos. 
La plaga ha estado transformando la existencia de millones de seres humanos y a todos nos ha tomado por sorpresa, no estábamos preparados para una nueva adaptación de vida tan palpable y tan devastadora como la del COVID19.
En estos días de crisis y confinamiento, lamento decir que no estamos al frente de la batalla; el Coronavirus ya, por segunda vez, ha tomado fuerza. Lo más difícil de esta plaga es que se sigue esparciendo y más personas mueren día a día sin esperanza. ¿Estamos nosotras siendo cuidadosas al respecto para no contaminar al semejante? ¿Es que no pensamos en otros seres humanos  cuando salimos a la calle sin protección alguna? ¿Es que acaso somos ignorantes al no estar al tanto de lo que está pasando en el mundo a través de los medios de comunicación al no sentir compasión ante este estado infeccioso que aniquila a la humanidad? Yo les sugiero, por el amor de Dios, que se protejan y amparen a los suyos y se queden en cuarentena, tranquilas en sus casas, saben bien que cuidándose ustedes mismas, están asistiendo a otros a no contagiarse de este virus mortal, de manera que con su apoyo no hay contaminación posible.   
Esta circunstancia es extrema, hay muchas familias que se han quedado sin trabajo, que no tienen alimentos para sus familiares  ni tienen dinero para pagar sus gastos…¿A dónde vamos a llegar? 
Dice la Palabra de Dios en Jeremías 29:11 lo siguiente:  Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes -afirma el Señor-, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.
Ha habido muchas plagas en la historia de la Humanidad: plagas de sangre, ranas, mosquitos, piojos, ganado, úlceras, granizo, langostas y tinieblas, pero nunca como la que estamos experimentando hoy en día –que es la plaga que nos ha tocado vivir– y que no sabemos cómo derrocar. Instrúyanse y ayuden a detener la pandemia, es necesaria su ayuda… 
Y la única solución es usar las mascarillas, lavarse bien las manos , utilizar los productos de higiene y mantener el distanciamiento físico y social con otras personas. 
Sabemos que lo esencial de la existencia del hombre es mantenerse en un estado de supervivencia para saltar los obstáculos que nos depara el COVID19 y sus consecuencias. No piensen que somos inmunes y que estamos fuera de peligro pues, en realidad nos estamos jugando la vida todos los días. Les pido que no pierdan las esperanzas y tengan fe y sigan adelante.
Dice en Romano 5:3-4 lo siguiente: Y no sólo en esto, sino también en nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia; la perseverancia, entereza de carácter; la entereza de carácter, esperanza. 

Si desean leer más de mi libro ¡MUJER, LEVÁNTATE! el mismo está disponible en la librería de la Iglesia San Isidro situada en: 2310 Martin Luther King Blvd, Pompano Beach, Florida 33069.  Lo pueden encontrar al igual en Ebay bajo la descripción Mujer levántate y en Amazon, reflexiones de apoyo y crecimiento para la mujer, categoría: Books.  Muchas gracias.

Contáctenos: E-mail: enusanews@aol.com / Teléfono: 954-394-6230