Ivonne Capecchi,
una vitralista que vive para crear

“Quiero ser de nuevo lo que siempre fui, una artista que vive para crear, que sueña con volver a tener en su vida aquello que era su oxigeno diario -el arte- y poder sentir que todo este esfuerzo valió porque la esencia del artista se conserva aun en las situaciones más difíciles.”

Los vitrales de Ivonne Capecchi, una artista que un día empacó 
su magia, luz y pasión rumbo a un destino de oportunidades

Ivonne Capecchi dejo su natal Venezuela luego de 38 años de dirigir su propio taller de arte. La situación insostenible del país la obligaron a dejar su familia, casa y amistades. “Meter mi vida en una maleta para comenzar de cero en un nuevo país ha sido una de las cosas más difíciles que he hecho en mi vida,”dice Ivonne, quien viene de una familia de artistas- su abuela fue pintora, su madre escultora, pintora , músico, y tenia su propio taller en su casa. “Para mi, traspasar esa puerta y entrar a ese mundo de herramientas, pinturas, arcillas, moldes y esmaltes, era mejor que cualquier juguete, y mi madre nos permitia utilizar todo y crear en total libertad,” recuerda la artista. Con el paso del tiempo, nos dice, se fue enamorando de las grandes obras en vidrio y de la paz que transmitía el paso de la luz a traves de sus colores. Fue entonces cuando decidió estudiar arte mientras vivia en Sao Paulo y una de las técnicas que aprendió fue la elaboración de los vitrales. “Desde ese momento me enamoré del vidrio hasta el día de hoy, y por siempre.”
 En su natal Venezuela, y en tiempos normales de su pais, como se ubica el vitral en cuanto a promoción y adquisición. Es realmente una obra de acceso al bolsillo del ciudadano común?
El vitral siempre fue muy elitesco y como en Venezuela nunca hubo la industria del vidrio ni del vitral, adquirirlo se convertia en un lujo al que pocos tenian realmente acceso; la materia prima se importaba y eso incrementaba el costo. Por otra parte, teniamos muy pocos vitralistas profesionales en el país, tampoco habia escuelas especializadas en el manejo del vidrio.
Ahora que ya hace un año esta residenciada en Miami, cómo piensa ubicar sus piezas ya elaboradas en vitral?
Para ubicar mi obra es importante tener contacto con arquitectos y remodeladores de inmuebles, para que la gente vaya conociendo mi trabajo y poder entrar en el mercado de aca. “Una de las ventajas de mi trabajo, agrega Ivonne, es que mis vitrales tienen una técnica diferente a la ya conocida con plomo y como yo no lo utilizo, muchos de mis vidrios son hechos por mí, eso convierte mi trabajo en algo irrepetible y único”.
La técnica de los vitrales es antigua y han jugado un importante papel en grandes Catedrales, Palacios y Abadías
Ivonne considera que el mundo del vidrio en los Estados Unidos es fascinante y que hay grandes maestros, artistas y galerías especializadas en cuanto a la vitrofusión, pero el vitral como tal no se observa mucho en las salas de arte ya que es creado para un espacio ya existente (ventanales, puertas, techos, separadores de ambiente, etc. “ Sin embargo, acota, cuando hago una fusión entre el vitral y el vidrio fundido, realizo piezas que no ameritan un espacio pre determinado sino que son obras que pueden colocarse tambien como decoración.
Que quiere que la gente en la Florida conozca más sobre usted como artista?
Me gustaria invitarlos a que me conozcan, vean mi obra y trayectoria en Instagram @ivonnecapecchi, mis trabajos en vidrio anti impacto, y que cumplen con todas las medidas de seguridad. Tengo una técnica diferente, contemporánea, mágica, llena de luz, color y pasión.
“Quiero ser de nuevo lo que siempre fui, una artista que vive para crear, que sueña con volver a tener en su vida aquello que era mi oxígeno diario -el arte- y poder sentir que todo este esfuerzo valió porque la esencia del artista se conserva aun en las situaciones más difíciles.”
Actualmente, Ivonne Capecchi es la presidenta de @soschildrenfoundation, fundacion de ayuda a niños venezolanos en situación de pobreza extrema en Venezuela y existe desde que vivia en su país de origen. “La persecución a quienes ayudamos fue imposible de soportar, además de miles de razones que juntas pesaron tanto que nos hicieron tomar esa difícil decision de partir.” concluyó.
 Hoy en día la Fundación opera desde USA, país del cual desean poder hacer su nuevo hogar. 

Contáctenos: E-mail: enusanews@aol.com / Teléfono: 954-394-6230