Carlos Madama Hernández, 
argentino y esperanzado

Por Carlos Madama Hernández
Buenos Aires, Argentina

oy Carlos Madama Hernández, orgulloso columnista del “En USA Newspaper” desde mi querida Argentina. Hace un poco más de un año que escribo notas sobre actualidad latinoamericana, y de las bondades de mi país para todos aquellos compatriotas que residen allí, y para potenciales visitantes que quieran interiorizarse sobre los paisajes y los sitios turísticos que se ofrecen.
Nací en Berisso, provincia de Buenos Aires y motivado por las enseñanzas de mi padre, aprendí a leer cuando apenas tenía 4 años. También me enseñó a jugar al ajedrez y a hacer palabras cruzadas, actividades que todavía desarrollo. 
A los 18 años me recibí de Licenciado en Ciencias de la Comunicación y juré por su memoria crecer permanentemente y siempre con la verdad. Mis notas no conjeturan, hablan de realidades que tal vez a algunos les moleste o lastime, pero que irremediablemente llevan al punto exacto de la noticia, sin extremos ni utopías.
Un viejo profesor que tuve en la Universidad de La Plata, me decía siempre “Que necesidad tenemos de inventar historias o malformarlas para quedar bien con uno o con otro. La noticia es una y eso es lo que hay que informar. No se trata de ser cruel, se trata, simplemente, de decir la verdad”.
Otra de mis pasiones es la Literatura. Escribo cuentos cortos y tengo editado un libro que se llama “Nada es Cierto” que agotó su primera edición en ventas y ya está disponible la segunda. Este libro me ha dado grandes satisfacciones, ya que cada cuento tiene señales y marcas que me ha dejado la vida. Cada letra, cada renglón y cada palabra tienen recuerdos de aquellos que no se olvidan.
Otro de mis cuentos fue seleccionado para formar parte de un libro editado recientemente en Miami por el escritor Osvaldo Boscacci. Osvaldo recopiló en su obra “Haciendo Cuentos” muchos de sus escritos de años e invitó a participar en el libro a seis escritores del mundo, entre los cuales fui seleccionado con mi cuento “Frustraciones y Porvenires” que habla del destierro, de necesidades y del desapego por las cosas queridas. 
Asimismo tengo un blog con otros cuentos que se llama “Mis Cuentos y Mis Cosas” y dicto talleres de escritura creativa por Zoom para chicos de entre 5 a 11 años, tanto en Argentina como en USA, dirigido a niños de las comunidades latinas. Es increíble la creatividad que uno encuentra en estos chicos y que incluso dejan enseñanzas aplicables a pesar de su corta edad.
Anualmente participo del Mundial de Escritura y en el año 2019 fui finalista con mi cuento “El Tren de las 8:07”. Una historia casi real que dejó secuelas y que tuvo cuatro continuaciones, llegando a ser una especie de “Serie de cinco capítulos”. Lamentablemente no fue el cuento elegido por el jurado, pero igual me sirvió para medirme con más de 73000 cuentos de todo el mundo. Sin dudas, haber sido finalista es un orgullo que no se me va a pasar así nomás.
Pero no solo es escribir mi vida. También soy Cocinero Profesional y hasta antes de la pandemia tenía mi propio restaurante en la ciudad de La Plata (capital de la provincia de Buenos Aires). Lamentablemente debí cerrarlo y ahora cocino para fiestas y tengo una Productora de Eventos Gastronómicos con la que organizo ferias y presentaciones culinarias en todo el país.
Me gusta mucho viajar y hasta antes de la pandemia iba todos los años a Estados Unidos. Una semana en algún estado y otra en Miami y asi cada año. Siempre Miami con algún otro lugar. Asi visité Nueva York, Filadelfia, Bahamas, Los Angeles, Orlando, Tampa, Cocoa, Pensacola, Chicago y otros. Me gusta mucho la cultura estadounidense y sería increíble poder trabajar allí en el futuro próximo. También he viajado a Europa y sobre todo a distintos países de Latinoamérica.
¿Qué actividad me gusta más? Todas. Escribir y ser leído por gente de otros continentes es increíble. Me llegan comentarios de distintos puntos del mundo de parte de gente que ha leído mis trabajos, tanto en los periódicos que colaboro como los cuentos que andan dando vueltas por las redes. 
Cocinar es apasionante. Amo hacerlo y armarme un mundo a través de la creación de platos y de sabores. Mi página “Charly Comidas Caseras” tiene más de 700 seguidores que comentan y piden recetas permanentemente y me obligan a seguir buscando nuevas ideas.
¿El futuro? Me encantaría emigrar y desarrollar todas estas actividades en otro lugar. Ya dije que USA sería ideal. Creo que podría trabajar tanto en gastronomía como en algún periódico e incluso dar mis talleres de escritura creativa para niños. Vamos a ver, dicen que la esperanza es lo último que se pierde y en eso estoy…