Conversar con el Dr. Carlos Corrales resulta fácil y el dialogo se hace fluido cuando sabes que estás frente a un profesional sencillo y que proyecta sensibilidad humana.
¿Pero, que lo hizo escoger el camino por la medicina?
En realidad fue mi abuela, quien me crio.  Ella siempre decia que le hubiera gustado que alguno de sus hijos fuera médico, y yo  decidi por la medicina.  Quiza fue tambien porque mi abuela seguia a paso lo que le decia su médico, vivia enamorada de su médico.
Luego de graduarme en el liceo (High School) en 1979 me fui a alfabetizar y aprendi a poner vacunas y alli fue mi primera experiencia como proveedor de salud, y me gustó.  
En 1980 entré a la Universidad en mi pais  y me gradué de médico en 1986, luego hice una especialidad en ortopedia de 3 años.
Cuando me vine a Estados Unidos hice mi revalida en medicina familiar. Tuve que ir a Chicago a un hospital pequeño que solo tenia medicina familiar y eso me ayudó bastante
¿Por que decidió venirse a los Estados Unidos?
Para ser honesto,  fue un problema económico.  Nunca fui perseguido politico.  La situacion politica en Nicaragua era horrible.  Creo que muchos de los que nos hemos venido somos mas asilados económicos que políticos.
¿Sus comienzos en este pais luego de graduarse de médico en su natal Nicaragua?
Primero me vine a Miami .  En Nicaragua  lo que estaba ganando como médico en esa época era lo equivalente a $200 mensuales, vivia una situación precaria, alquilado en un cuarto; entonces imaginese, si un profesional de la medicina como yo vivia asi, cómo vivia el resto de la población.
¿Que le quitaria y agregaria a la práctica de la medicina aqui, comparado a la de su pais?
Bueno, el problema de la medicina de aqui es que es un negocio, todo es ganancia, todo el mundo quiere sacar ganancia, y eso hace que la medicina sea mas dificil de practicar y mas cara.
En mi pais es una medicina socializada, por lo menos cuando yo estuve alla.  Algo que realmente me chocó cuando vine aqui y comencé a trabajar en hospitales es que  le decian a los pacientes clientes y para nosotros son pacientes.  Eso me chocó porque no tenemos esa cultura, pero ya uno se va acostumbrando con el tiempo.
Si hay algo que le quitaria a la medicina de aqui es esa parte comercial, pero el que menos hace negocio  es el médico. Todo el mundo lo hace: laboratorios, hospitales, seguros.
Yo le agregaria a la medicina de aqui que sea más humana, y que fuera un derecho, no un privilegio.
“Lo bueno de la medicina en este pais es que hay una licencia que debes renovar siempre.  Eso hace que te mantengas estudiando constantemente.  En mi pais eso no existe y se pierde esa necesidad de mantenerse al dia.  Casi la mitad de lo que aprendi en medicina en Nicaragua ha cambiado muchisimo
El Dr. Corrales tiene unos 30 años practicando la medicina en el pais, de los cuales 20 los viene ejerciendo en Margate donde tiene su consultorio.
¿Tiene algun anécdota de pacientes que mas recuerde?
Tengo un montón,  pero volviendo a lo que hablamos  de que  la medicina aqui en Estados Unidos es un negocio, recuerdo que trabajaba en un Urgent Care y en una semana tuve dos casos parecidos con pacientes canadienses,  de estos que llaman snowbirds que vienen durante el invierno en su pais de origen.  Hubo una señora de unos 55 años que se habia caído de una bicicleta y se le fracturo el húmero, y su caso ameritaba cirugia, y de inmediato me dijo que no, que le diera una carta porque ella se iba a Canada porque le salia gratis y si lo hacia aqui se arruinaria, y se fue.  Eso realmente me impresionó porque su caso era de emergencia. Esa misma semana fue un joven con otro caso de emergencia y debia operarse y no lo quiso hacer aqui sino  en Canada.  
¿Covid-19 ha hecho que la vida cambie, pero, cómo ha cambiado la suya hacia sus pacientes?
“El Covid-19 nos ha afectado a médicos y pacientes.  Nos ha hecho sentir vulnerables.  Se producen ansiedades.  En la práctica de la medicina nunca pensé que se convertiria en virtual, pero ahora que ya hemos vivido esa experiencia, pienso que parte  de la medicina va a tener que ser virtual.  A los hispanos les gusta que los examinen, que los vean, pero ahora  entienden que con la pandemia uno puede morirse, y han asimilado el proceso. Uno de mis colegas quien se vino conmigo de Nicaragua en la misma epoca murió de covid, y trabajaba en un centro médico de Broward.
A su retiro piensa regresarse a su Nicaragua natal?
Bueno, esa respuesta que tenia ha cambiado con el tiempo.  Recien llegado pensaba en  irme y retirarme en mi país. Uno tiene sus raices de su pais, pero también vamos echando raices en el nuevo. Una de mis hijas nació aqui, tengo un nieto aca.  Me siento bien aqui.  No creo que me retiraré en Nicaragua.  Pienso seguir trabajando aqui y estoy haciendo part time en Urgent Care para mantenerme ocupado los fines de semana.
Y asi, con su espontaneidad de hombre sencillo y jovial que un dia empacó hacia esta tierra de oportunidades, dejamos al Dr. Carlos Corrales en su consultorio de Margate.

“A la medicina de aqui le quitaria lo comercial y la haria mas humana; que sea un derecho, no un privilegio”

 Otro orgullo Hispano por su aporte  a nuestra comunidad

Dr. Carlos Corrales, 

un médico nicaragüense 
que un dia empacó en busca 
de mejoras económicas 
en esta tierra de oportunidades

“En la práctica de la medicina nunca pensé que se convirtiria en virtual, pero ahora que ya lo hemos experimentado por la pandemia del coronavirus, pienso que parte de esa práctica va a ser asi” 

“A los pacientes hispanos les gusta que los vean y examinen pero ya han  asimilado el proceso virtual porque saben que se pueden morir”

Siendo un profesional de la medicina en su natal Nicaragua, ganaba en esa epoca lo equivalente a $200 mensual

Contáctenos: E-mail: enusanews@aol.com / Teléfono: 954-394-6230